IMPERIALE

29 mm, automático, oro rosa ético, Lucent Steel™

Ref.388563-6013
8 240 €
Contacto

Descripción

La silueta sobria y estilizada de la colección de relojes IMPERIALE ofrece una interpretación contemporánea de los grandes símbolos de los imperios históricos. Arabescos tomados de los bordados de los tapices en los que las monarquías gustaban de colocar sus insignias, agujas caladas en forma de espada, índices romanos y una corona curvada como una flor de loto: todo evoca un legado glorioso. La silueta de las astas recuerda la tradición de las columnas antiguas, célebres por la perfecta armonía de sus proporciones. A tribute to modern achievers

Especificaciones

Caso y Dial

METAL
oro rosa de 18 quilates y acero
DIÁMETRO DE LA CAJA
29
GROSOR DE LA CAJA
8.68 mm
ESFERA
Nácar y diamantes
ESTANQUEIDAD
50 metros
FONDO DE CAJA
cristal de zafiro

Movimiento

MOVIMIENTO
CHOPARD 09.01-C
TIPO DE CARGA
movimiento mecánico automático
FUNCIÓN
segundero, horas y minutos
RESERVA DE MARCHA
Reserva de Marcha de aproximadamente 42 horas
FRECUENCIA
3,5 Hz (25.200 alternancias por hora)
DECORACIONES EN EL MOVIMIENTO
puentes decorados con Côtes de Genève y platina con grabado circular
ESPIRAL
plana
VOLANTE
de tres rayos
DIMENSIONES DEL MOVIMIENTO
Ø 20.40 mm
GROSOR DEL MOVIMIENTO
3.65 mm
NÚMERO DE COMPONENTES MÓVILES
148
RUBÍES
27

Correa y hebilla

TIPO DE CIERRE
hebilla
MATERIAL DEL CIERRE
acero
CORREA
marrón aligátor (cuero) (brillante)

Movimiento

Gracias a los conocimientos de relojería que atesora, Chopard ha equipado algunos de sus relojes para señora con un movimiento mecánico automático, el 09.01-C, desarrollado y fabricado en su propia manufactura. Una proeza técnica, con carácter y sumamente femenina: lo tiene todo, sin concesiones.
 Añadir a la cesta
IMPERIALE
8 240 €

Colección de relojes
Relojes de mujer IMPERIALE

La colección de relojes IMPERIALE, sumamente femenina, resplandece por la riqueza y la delicadeza de sus detalles. Rinde homenaje a las emperatrices contemporáneas, cuya belleza noble y majestuosa rivaliza únicamente con su espíritu conquistador.