Mariah Carey wearing butterfly diamond jewellery
15.09.2022

Colección Happy Butterfly X Mariah Carey

Para dar vida a una colección de joyas de diamantes surgida de su fructífera imaginación, Mariah Carey recurrió, como es natural, a Chopard y a su copresidenta y directora artística, Caroline Scheufele. Símbolo de la metamorfosis, la mariposa es el deslumbrante emblema de la energía que ha llevado a Mariah Carey a una longevidad sin precedentes.

Para Chopard la mariposa es, por supuesto, un icono de estilo que transmite aspiraciones renovadas y un enfoque de la vida con un espíritu libre y desenfadado. Mariah Carey ofrece ahora una reinterpretación elegante de la misma, con un diseño y unas proporciones nuevas en las que el oro ético, los diamantes y la cornalina se hacen eco de los emblemáticos rasgos distintivos de Mariah Carey.

La incomparable magia de las joyas de oro ético y diamantes

La colección de joyas de diamantes Happy Butterfly conserva los códigos legendarios de los Happy Diamonds convertidos en mariposas: un corazón transparente calado en el que un diamante móvil anida entre dos cristales de zafiro. Cuatro majestuosas alas se despliegan de una forma totalmente nueva reinventando con maestría los códigos de la simetría que suelen imponer ciertos límites a los diseños de joyas de mariposas. Totalmente cubiertas de un pavé de diamantes o de cornalina, las alas de la colección Happy Butterfly X Mariah Carey dan amplitud y movimiento a estas joyas talismán a través de su asimetría. Elaboradas en oro ético rosa o blanco, la mariposa adorna un colgante, una pulsera, un anillo y un par de pendientes. Una irresistible colección de joyas con mariposas rebosante de emociones a la que los diamantes, procedentes de proveedores certificados por el Consejo de Joyería Responsable, dotan de su incomparable magia. 

Mariah Carey wearing a butterfly diamond ring

Una creatividad joyera de exquisita frescura

Un par de pendientes asimétricos de diamantes en forma de mariposa, un collar con un corazón que esculpe exactamente el lugar del torso en el que la voz adquiere su tono, un anillo que acompaña el lenguaje de las manos. Gracias al saber hacer de los talleres de la Casa, la voluptuosidad de las alas de la mariposa de oro blanco de 18 quilates certificado Fairmined se ve acentuada por la luz deslumbrante de los diamantes, cuyas diferencias de tamaño crean un pavé de una textura extraordinariamente rica. Alrededor del cuello y como colgante bajo una de las alas de la mariposa fluye un río de diamantes talla redonda y en forma de corazón, como las brillantes gotas de una cascada, dotando de una exquisita frescura a este conjunto.